02 abril 2015

Review: Celestial Candlelight Highlighter | Kevyn Aucoin

Son muchas las entradas y artículos que he leído sobre la importancia de usar y elegir bien el iluminador.

Desde mi principios en este mundo he ido dando muchos bandazos: iluminadores muy escarchados, que marcan poros, grasientos, etc.

Hoy os cuento los aspectos fundamentales que para mí han de tener los buenos iluminadores y además os voy a dar mi opinión sobre unos de los iluminadores más conocidos: los Celestial Candlelight de Kevyn Aucoin.

Vaya por delante que no soy profesional en el mundo del maquillaje sino que lo poco que he aprendido (y lo mucho que tengo que aprender todavía) lo hago mayormente por el conocido método de "ensayo y error".

Para mí un iluminador ha de adecuarse al tipo de piel y al efecto que se quiera conseguir, si es en crema o en polvo irá relacionado con la sequedad o grasa de la piel y si se piensa colocar antes o después de la base, por ejemplo. Muchos iluminadores en crema dejan efecto mojado, hay que tener en cuenta eso.

Hay iluminadores que pueden usarse para todas las zonas del rostro y otros sólo para una zona concreta. Un iluminador con una fuerte base rosada, por ejemplo, no "sirve" para iluminar la frente o el arco de Cupido (hablo claramente de maquillaje de calle, social, no de maquillaje artístico), si no, puede parecer que nos hemos dado un golpe o que tenemos rojeces.

Paralelamente y conectando con la idea anterior, hay iluminadores modulables (donde regulas la intensidad colocando más o menos producto) e iluminadores correctores (tipo meteoritos de Guerlain, que incluyen perlas de color que sirven para corregir imperfecciones).

Teniendo en cuenta todo lo dicho anteriormente, habría que elegir el iluminador según el tipo de piel, el efecto que se desea conseguir, el uso, la zona donde se va a aplicar y también según el subtono del cutis.

Vamos al grano y os cuento. Tengo la piel muy seca y sensible y con un subtono neutro (ni muy rosa ni muy cetrina), cuando busco un iluminador quiero un producto que pueda trabajar bien, que se adhiera durante horas y que no marque las imperfecciones que tengo.

¿A qué me refiero con imperfecciones? Veréis, al tener la piel seca, los poros de la zona de los pómulos son prácticamente imperceptibles, pero la piel a veces presenta irregularidades (micro cicatrices, falta de elasticidad que se traduce en un cutis rugoso, etc.). Si pensamos con lógica y tenemos una superficie cualquiera, pongamos una tabla de madera sin lijar, al pintarla con un producto mate, no reflejará la luz, haciendo que esto disimule los defectos de su superficie. Todo lo contrario pasa si la pintamos con una pintura con brillo: el brillo refleja la luz y revela de manera devastadora los detalles casi imperceptibles al ojo.

Además vengo observando desde hace tiempo que hay muchos iluminadores que me hacen una "mala piel", cuando tengo, sin embargo un cutis bastante cuidado. Esto es por dos motivos: porque esos iluminadores son muy escarchados y revelan hasta lo que no existe a simple vista o porque no coinciden con mi subtono de piel.

Y aquí viene el problema, al tener la piel clara y con subtono neutro encuentro que gran parte de los iluminadores son claramente dorados (me quedan fatal) o beige con subtono cálido (tiran al amarillo, marrón, etc.). Algunos, incluso, son demasiado oscuros.

Ahora os enseño el que para mí es el iluminador casi perfecto y el que más se adecua a mis necesidades: Celestial Candlelight de Kevyn Aucoin.

Conocí este producto a través del blog de María Makeupzone hace bastantes años, pero siempre me tiró para atrás el elevado precio. Pero un día, como os he comentado al principio, harta de esos "bandazos" y de fracasar con otros productos, me lancé a por éstos.

La particularidad de estos polvos iluminadores son su gran versatilidad, sirven para destacar de manera natural cualquier parte del rostro. Dan ese efecto de piel de ángel, de ahí su nombre, "Celestial".



Yo tengo la versión anterior donde el producto viene en una polvera roja, bastante endeble y de dudosa calidad, algo elegante, pero para nada excepcional (por su precio esperaba algo más robusto, quizás con alguna funda elegante, tipo polveras de Chanel para llevarla de viaje).


Por abaratar costes incluían una escobilla a modo de brocha facial que ocupa media polvera y no sirve para nada mucho.


Los polvos son una bendición: suaves, pigmentados, muy muy finos y lo más importante, tienen un color champán natural que se asemeja al tono natural de la piel: ni son muy rosas ni tremendamente dorados ni oscuros. Además no hay nada de purpurina o de shimmer metalizado que a veces deja ese efecto blanquecino tan feo.



La aplicación va como la seda, los polvos se adhieren y dejan un efecto espectacular, natural y sano. Es un efecto único que pocas veces he experimentado.



Si tuviera que darle un uso diría que son todoterreno: los típicos iluminadores que no son exclusivamente para una ocasión especial, los puedes usar a diario, para una boda, noche, etc. Eso sí, tienes que olvidarte de ese efecto de modulación que comentaba al principio: en ese caso, no por más aplicar vas a conseguir más saturación.
Eso tiene una gran ventaja pero también un inconveniente. La ventaja es que nunca se te va a ir la mano aplicando, el inconveniente es que te tienes que olvidar del efecto "dramático" y recurrir a otros productos para eso. En ese sentido, se pueden "quedar cortos" para muchas personas.

Swatch intenso y es así de difícil de captar, se integra perfectamente en la piel.

La fórmula no es de las mejores. Entre los primeros ingredientes del INCI aparece el talco, que como sabéis es un elemento que tiende a resecar la piel. Aunque intento huir del talco por mi piel seca, no puedo decir que note que estos iluminadores me resequen en absoluto.

La duración es media y eso es quizás lo que menos me gusta. Sobre el arco de Cupido de los labios la duración es prácticamente anecdótica, mientras que sobre los pómulos, puente de la nariz, etc. son mucho más duraderos, no llegando a aguantarme de manera "visible" más de 5-6 horas.

Suelo aplicarlo con brochas de pelo natural, hay alguna como la Setting Brush de Real Techniques que no me desagrada, pero veo que hace que se desprenda demasiado polvo y sobre todo se desperdicie producto. De momento, le he encontrado su pareja perfecta, la brocha 4SS de Inglot, una brocha en forma de flecha que difumina genial y además, gracias a su punta, permite poner el producto en zonas específicas, es como una brocha de difuminado tipo M·A·C 224 pero en enorme.




En conclusión, me encantan por su naturalidad, por encajar con mi subtono y color de piel (y el de muchas más personas), porque no me marcan poros ni textura irregular y porque son muy versátiles pero "patinan" claramente en duración, composición y calidad de acabados.

Tengo que añadir que la nueva edición de los Celestial ha prescindido de la "escobilla", para conseguir una polvera más compacta y manejable, más a la altura de usuarios finales y profesionales. Sin embargo, este nuevo formato incluye mucha menos cantidad por el mismo precio que el formato anterior, lo cual deja a este producto a la altura de "casi inalcanzable" para muchos bolsillos.

Os recomiendo el blog de mi tocaya, Diana de Entrebrochas y Paletas donde os habla de la versión más actual de este producto (ahí podréis ver el nuevo formato, precios, cantidades, etc.), no dejéis de echarle un vistazo porque coincidimos en muchos puntos.

Me queda mucho producto que gastar pero dudo bastante que repita, a no ser que me haga con alguna oferta como las que han salido en el pasado Black Friday.

Emeconeme

Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C0C.

14 comentarios:

  1. Siempre leo alabanzas, así que me da muchísima curiosidad este iluminador. Me ha gustado mucho tu explicación de los iluminadores que te van y los que no, es muy didáctica.
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gady, pedazo de piropo que me acabas de dejar. Gracias, amiga. Llevo mucho tiempo con esta entrada en borradores y hasta que no la he pulido, ahí ha estado.

      Me alegro de que te haya gustado el post.

      Gracias de nuevo por comentar, un besito.

      Eliminar
  2. Excelente entrada, muy completa y clara! La verdad los tengo desde hace algún tiempo y puedo decirte que entre mi amplia colección son de los mejores que he probado y tengo que decirte que cunden una barbaridad aunque la po era trae poco producto. Yo tengo la piel mixta pero muy deshidratada y no he notado que su uso me reseque la piel, mas te diré si noto que me resecan unos polvos traslúcidos de ácido hialurónico que en teoría me debería hidratar...
    No sé si has probado el color Cream base en el tono "Pearl" de Mac, que a mi juicio y según muchas reseñas que he leído se parece mucho a los celestiales de KA pero es en crema y a lo mejor te puede ir bien a tu piel. También los tengo para uso diario y cunden mucho. Si no lo conocer pruébalo en algún stand y luego me cuentas. Lo dicho, excelente post. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gladys, pues la verdad, como comento en la entrada, no es tanto que me resequen (que no lo hacen a pesar del talco). Mi problema es más la duración en ciertos puntos del rostro y en general, que aunque aguantan bien, no lo veo para tanto.

      Un besote y gracias por comentar.

      Eliminar
  3. Parecían apañados pero no le veo tantas ventajas después de leerte. Me parece buena idea quitar la brocha pero menos cantidad sin rebajar el precio...

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  4. Estos no los tengo, pero sí una buena colección de iluminadores.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Tan linda eres <3
    Me ha encantado conocer tus impresiones, tenía monazo de leerte... curiosamente a mi con la setting no se me vuelven polvorientos pero con una que tengo de Sigma si. El tema de la duración, como en la zonilla de cupido pocas veces lo aplico no me entero, pero en las mejillas si me aguantan, aunque tenemos la piel distinta que la mía es grasa.

    ¡Un besote tocaya!

    ResponderEliminar
  6. Pues la verdad es que siempre los he visto como un producto "de culto" e inalcanzable para mi. No creo que pagase tanto por un iluminador, por muy bonito que quede, y ya si me dices que no aguanta y demás, pues ni por asomo. Una vez me dijeron una frase sobre este iluminador que me hizo mucha gracia: "Es comprar maquillaje a precio de cocaína"
    Besitos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy caros para ser talco puro y para tener una duración media. Ahora sí, bonitos son como ellos solos, elegantes y si te fijas bien, un swatch a lo bruto y no se ven cantosos sino que se mimetizan.

      Quizás para la próxima opte por Jorge de la Garza.

      Un besote, bella.

      Eliminar
    2. Son muy caros para ser talco puro y para tener una duración media. Ahora sí, bonitos son como ellos solos, elegantes y si te fijas bien, un swatch a lo bruto y no se ven cantosos sino que se mimetizan.

      Quizás para la próxima opte por Jorge de la Garza.

      Un besote, bella.

      Eliminar
  7. A mi sinceramente me parece que no valen lo que cuestan, me alegro de que te vayan bien, pero he probado productos bastante mejores....igual yo soy muy exigente, pero para mi gusto los de nars les dan mil patadas ;)

    Besitos de caramelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marina, me van bien por el tono, pero como has podido ver ni por composición, duración ni acabados (en esto último, según la polvera antigua).

      Gracias por el comentario, bonita.

      Un besote.

      Eliminar
  8. Yo estoy deseando comprarlos! Gracias por el rewiew!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén, gracias a ti por tu apoyo.

      Un besote.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...